Sábado, 31 de Octubre

Dermatología

Introducción

La dermatología es la especialidad de la Medicina que se ocupa de las enfermedades de la piel, mucosas, uñas y cabello. Su objetivo es la prevención, el diagnóstico y tratamiento de las mismas y de aquellas enfermedades generales con repercusión en la piel. En el consultorio se realiza el examen clínico de los pacientes y pruebas complementarias.

Estudios e indicaciones

Prácticas diagnósticas:

  • Biopsia de piel y mucosas
  • Citodiagnóstico
  • Dermatoscopía

Prácticas terapéuticas:

  • Curetaje
  • Electrocoagulación
  • Infiltración
  • Topicación
  • Cirugía Dermatológica
Preguntas Frecuentes

¿Con qué frecuencia se debo consultar al dermatólogo?

Al menos una vez al año, para realizar un chequeo completo y descartar lesiones premalignas y malignas. Si su dermatólogo considera, el control podrá ser más estricto, de acuerdo a la patología a tratar.

¿Es malo si los lunares pican?

No siempre los lunares que pican son malos. Ya sea por roce o traumatismo involuntario, muchos pican y son benignos. Sin embargo, algunos que pican, son malos, por lo que se debe consultar al dermatólogo para que este decida qué camino seguir.

¿Qué debo controlar de un lunar?

Hay un método muy sencillo que el paciente puede realizar, es el autoexamen de la piel, teniendo en cuenta la regla del ABCDE: determinadas características de los lunares deben llamar la atención y llevar a una consulta con el dermatólogo:

  • Asimetría: al dividir un lunar por la mitad, una mitad es diferente a la otra.
  • Bordes: irregulares, de contorno difuso.
  • Colores: se observan más de 3 colores, es decir no tiene un color homogéneo.
  • Diámetro: mirar si el lunar tiene más de 5 milímetros.
  • Evolución: cambios significativos en los últimos 3 meses. Así como se observa la piel, hay que estar atentos a la presencia de lesiones pigmentarias de mucosa oral y vulvar.

¿Tiene tratamiento el acné?

El acné es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel que involucra las unidades pilosebaseas y que afecta principalmente  la cara y parte superior del tronco. Actualmente existen múltiples tratamientos efectivos para dicha patología que van a variar de acuerdo a la extensión e intensidad de la enfermedad, de la producción de cicatrices y de factores del paciente como su edad, estado hormonal y características de la piel.

¿Cómo cuidarse del sol?

  • Evitar exponerse al sol entre las 10 y las 16.
  •  Usar sombrero de ala ancha, anteojos oscuros, camisas con mangas largas. Ubicarse a la sombra. Esta forma de protección es muy eficaz y barata. La arena, el agua y la nieve reflejan el sol y aumentan nuestra exposición a él.
  • Usar en forma habitual cremas protectoras solares que bloqueen radiación UVA y UVB, de calidad reconocida cuyo factor de protección solar (FPS) sea mayor a 30.
  • No olvidar la protección solar al realizar deportes.
  • Aplicar en toda la piel 20 minutos antes de la exposición y renovarlo cada 2 horas con la piel seca o cada vez que uno sale del agua y se frota o se seca la zona. Usar Una cantidad generosa sin olvidar sitios como: orejas, empeines, labios, cuello, "pelada" de los calvos y tórax. Cuidarse también los días nublados, ya que la radiación atraviesa las nubes.
  • • Los menores de un año deben estar a la sombra con ropa liviana y sombrero, evitando el sol directo y tomando abundante cantidad de líquido para no deshidratarse. A partir de los 6 meses de vida pueden utilizarse protectores solares.
  • ¿Cuándo sospechar que una lesión en la piel es maligna?
  •  Manchas inicialmente planas rosadas o rojizas, ásperas al tacto y que se vuelven cada vez más rugosas o escamosas. Se ven especialmente en la cara, en el dorso de las manos, en el labio inferior y en las orejas.
  • Aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo.
  • Lastimadura que no cicatriza a pesar de un tratamiento correcto.
  • Herida sangrante, costrosa, no provocada por un traumatismo previo.
  • Un lunar que cambia de coloración, sus bordes se vuelven irregulares, es asimétrico y crece (generalmente de tamaño superior a 6 mm).
 

Profesionales

Dra. María Belén Paschetta
Suscribirse a Dermatología